Entrada del blog por erika melendez

Todo el mundo
Previo  analizar los derechos humanos de las niñas, niños y adolescentes, es importante tener en cuenta las motivaciones de éstos al tomar la decisión propia o por sus padres, madres o responsables de viajar de forma irregular aun país diferente al que nacieron, es entonces, donde la parte humana del fenómenos de las migraciones  cobra vida, vemos historias de vida de niñas, niños y adolescentes que huyen de la violencia social o familiar, reunificación familiar, situaciones económicas, entre otras. Es por ello que consideró, que nadie debe sentirse con el derecho de juzgar a los padres, madres o responsable que en el ejercicio de la responsabilidad parental arriesgan la vida de sus hijos e hijas al enviarlos de forma irregular y solos a otro país de destino, con las finalidades antes señaladas; con ello, no se está justificando la decisión, pero considero que hay un doble discurso de algunas instituciones del Estado que buscan sancionar o penalizar a las madres, padres o responsables por enviar de forma irregular y solas/os a las niñas, niños y adolescentes, cuando no ha habido de parte del Estado una protección efectiva de los derechos de la niñez y adolescencia, oportunidades de empleos y desarrollo para las familias, paz social, equidad y una distribución equitativa de los recursos. Por lo que considero que la medida más certera es educar a la sociedad sobre el riesgo o vulneraciones de derechos que pueden ser victimas las personas que realizan de forma irregular los viajes, más aun la niñez y adolescencia por su alta vulnerabilidad y edad, tanto en su vida, salud, educación, derechos a vivir en familia, entre otros.